• Sabor Frutilla

    Impacta con su color rojo dorado con reflejos ocres. Es límpido, diáfano, vivaz y este carácter se repite en el marcado aroma a frutillas, particularmente a mermeladas, confituras o caramelos de esta fruta. Tonificante, llamativo, invita a beber. En boca produce un ataque finamente dulce, refrescante, de astringencia media a suave, repitiendo las frutillas con un dejo herbáceo que le aporta carácter. Puede consumirse a toda hora del día; acompaña convenientemente dulces con frutas, como tarteletas de frutillas o kiwis.

    Presentaciones: x25 saquitos de 2g.

  • Sabor Limón

    Su aspecto es muy personal, con un marcado tono naranja brillante y una gama de reflejos que pasan del ámbar al verde lima. El aroma no es menos atractivo: sorprende su intenso perfume a limón, con algo de bergamota y cítricos en general. En boca la acidez está presente pero de modo agradable, con entrada casi dulce; es untuoso, de astringencia leve y persistente recuerdo. Va muy bien con azúcar y es perfecto para consumir con tartas y postres cremosos de todo tipo, como un cheesecake.

    Presentaciones: x25 saquitos de 2g.

  • Sabor Manzana

    Presenta a la vista un intenso rojo, con matices anaranjados y sutiles destellos verdes; brillante, claro, luminoso. Al olerlo aparece de inmediato la manzana verde, con toques cítricos y algún recuerdo a durazno blanco. En general es un té liviano, fresco, agradable, con suave astringencia y delicado recuerdo. Puede consumirse en cualquier momento, con azúcar si se desea, acompañando pastel de manzana con canela o duraznos con crema.

    Presentaciones: x25 saquitos de 2g.